: #main-column img {position:relative;} -->

16 febrero 2017

Mi más sentido pésame, murió el Sentido Común


Mi más sentido pésame, murió el Sentido Común. 

Estuvo entre nosotros durante muchos años. Nadie sabe a ciencia cierta qué edad tenía, los datos sobre su nacimiento hace mucho que se han perdido entre los vericuetos de la vida y la burocracia. Será recordado por haber sabido cultivar lecciones tan valiosas como:

Lo ético como principio básico
El orden y la limpieza 
La Integridad 
La puntualidad 
La responsabilidad 
El deseo de superación 
El respeto a las leyes y los reglamentos 
El respeto por el derecho de los demás 
Su amor al trabajo 
Su esfuerzos al ahorro y gastar de acuerdo a sus necesidades

El Sentido Común vivió bajo simples y eficaces consignas: “No gastes más de lo que ganas” y “Los adultos están a cargo, no los niños”.

Sentido Común perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros sólo por hacer el trabajo de disciplinar a sus ingobernables hijos, en el que ellos fracasaron; o cuando se confundieron los derechos humanos con no castigar la delincuencia, quitándole autoridad a la justicia y a los funcionarios de orden y seguridad.

Sentido Común perdió el deseo de vivir cuando los medios de comunicación vendieron su pluma al mejor postor, perdiendo la ética y acallando la verdad, dando paso al escándalo de la farándula y a la información incompleta o tergiversada.

También, cuando las iglesias se convirtieron en empresas y los criminales recibían mejor trato que sus víctimas.

La muerte de Sentido Común fue precedida por la de sus padres: Verdad y Conciencia, la de su esposa Prudencia, la de su hija Responsabilidad y la de su hijo Raciocinio. Lo sobreviven sus tres hermanastros: Sólo reconozco mis Derechos, los demás tienen la Culpa , y Soy una Víctima de la Sociedad.

No hubo mucha gente en su funeral, porque muy pocos se enteraron de que se había ido.
Si aún lo recuerdas, ayuda a que otros lo recuerden. De lo contrario, únete a la mayoría y no hagas nada.

Los hombres se dividen en dos bandos:

Los que aman y construyen y los que odian y destruyen.

(Fin)

-----------------------------------


"¡¡Aléjate de mi! Delicioso gerontofílico"


Un cartón de @matadoreltiempo que recoge, en esencia, un hecho que aún me perturba el alma y que bien acompaña esta reflexión de la muerte del Sentido Común, cuando este sentido es incapaz de defender a los niños y niñas de los depredadores adultos.

El autor de este siempre actual texto nadie lo ha podido establecer con exactitud. Lo que sí se sabe es que es uno de esos "clásicos" contenidos que circulan en la Internet cuya autoría se desconoce pero que, de tanto en tanto, alguien como yo, y ahora inspirada por mi colega y amigo Germán Yances (@geryances) quien lo publicó en su muro de FB, es que lo traigo a Sentipensantes

Encontré además (sin poderlo confirmar) que parece que se publico por primera vez en el NYT. 

Aunque ya el arzobispo polaco Jozef Michalik había dicho (Octubre 2013) que "los niños tienen parte de la culpa de ser objeto de abusos sexuales a manos de sacerdotes", esta tesis ya fue comprada por parte de la curia de esta iglesia en Colombia.

Monseñor Dario de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, a través del NEFASTO ABOGADO Walther Collazos, luego de ser condenado el sacerdote católico WILLIAM MAZO a 33 años de prisión por el abuso sexual contra cuatro niños, sostiene que este abuso es culpa de los padres y familiares de los niños menores.

Una idea que se mueve oronda en los medios sin que se cuestione a la Iglesia Católica colombiana por sus silencio y tampoco a los que dizque defienden los derechos de los niños y las niñas. 

Por esto y muchas más razones, el Sentido Común en Colombia ha muerto. 

Especialmente el de los periodistas y medios de información que callan, que no cuestionan y persiguen informativamente al Estado y funcionarios que dicen representarnos, para que este hecho no quede sepultado por otras noticias "más" mediáticas para no afectar sus intereses empresariales.

Sí, el sentido común ha muerto cuando nos quieren hacer creer que los pedófilos son víctimas de los niños.



1 comentario:

Luis Javier Mejía Maya dijo...

¿Puedo pedir que se reconsidere la afirmación de que el sentido común “Estuvo entre nosotros durante muchos años”? Hace cien, poco más o menos, don Marco Fidel Suárez observó en el entorno colombiano que “el sentido común viéndolo bien no es muy común”. Válido tanto entonces como hoy.

Publicar un comentario en la entrada