: #main-column img {position:relative;} -->

27 marzo 2016

Mi primer trino: "Uribe: también caerás!!"

Han sido 6 años de una apasionante experiencia de los 10 que cumplió el 21 de marzo Twitter.

Ese día de 2006, Jack Dorsey (@jackdaba vida a la red de microblogging al publicar su primer tuit.

Llegué a esa plataforma de conversación en el 2010 aupada por mi amigo y colega Carlos García (@carloscuentero)

Durante un año no hable de otra cosa que de todo cuanto hizo Álvaro Uribe Vélez contra Colombia y la civilización humana. Hice catarsis a 8 años de “silencio”, autocensura y miedo.




Twitter es, sin duda, la una red hecha a mi medida que, articulada a la Web y la inconmensurable plataforma de datos, permite documentar cada una de las palabras y argumentos.

Un ejercicio exigente del pensamiento sistémico, del lenguaje y la gramática en cualquier idioma, pues la “tiranía” de los 140 caracteres hace que sea mayor la exigencia y cuidado de todo cuanto se dice y cómo se dice.

He escrito más de 130 mil trinos y, podría decir que el 99% de estos, siempre con un link que documenta, amplia, cuestiona o refuta la idea escrita.

Solamente me muevo en ámbitos limitados temáticos: derechos humanos, derechos civiles, libertad de expresión, crítica (permanente) al periodismo y medios, corrupción y, sin duda sobre “mi selección Colombia”.

Durante este tiempo he conseguido movilizar varias campañas en defensa de la libertad de expresión, entre otras, alrededor de los también periodistas Agustín González, Daniel Coronell y Claudia López.

Durante un tiempo fui incluida en los antipáticos “top ten de la popularidad” que, en la comunidad de redes se llaman influenciadores. Esto no significa por qué tenga miles de seguidores, sino porque mi pensamiento y opinión es atendida. ¡Tremenda responsabilidad!

Con frecuencia las voces de muchos artículos que escribo para Sentipensantes son de usuarios de Twitter. También, desde esta plataforma, llevo a sus usuarios los contenidos de mis relatos. Es una herramienta  potente para recopilar, pero también para distribuir contenidos. 

El lenguaje y la palabra son los mayores atributos en esta plataforma cuyo propósito fundamental es conversar. Sin jerarquías. Horizontal. Universal. Sin fronteras.