: #main-column img {position:relative;} -->

14 octubre 2011

Dice periodista Luis Agustín González: es más un fallo político que en derecho

Foto de Gerald Bermúdez @Geraldkurt - Fusagasugá septiembre 21 de 2011 Copyrigth.

Más de 20 periodistas en los últimos 10 años han sido involucrados en acusaciones de calumnia e injuria, con tutelas y demandas, casi siempre, de políticos que buscan limitar la libertad de expresión o el derecho a informar.

Quizás los casos más recordados son el de el sociólogo y periodista Alfredo Molano a quien el juez cuarto Penal Municipal de Conocimiento, José Eduardo Saavedra, absolvió de toda responsabilidad penal por calumnia e injuria acusado por la familia Araujo.

Por otro lado, la Juez 23 Penal Municipal de Bogotá  Sofía del Pilar Barrera Mora emitió una Sentencia absolviendo a Claudia López de calumnia e injuria por demanda de Ernesto Sámper Pizano (ex presidente). 

El periodista Daniel Coronell, en su columna en la revista Semana, denunció a Carlos Náder  (Descubriendo al Verdugo, junio 27 de 2005) y este demandó a Coronell, a María Jimena Duzán y a María Isabel Rueda por que estás se solidarizaron con el colega en otra columna de opinión.

Más recientemente, en septiembre pasado, la Juez 16 Penal de Bogotá, con funciones de conocimiento, acogió la petición de la Fiscalía y exoneró a los periodistas Darío Arizmendi Posada, Clara Elvira Ospina, Vicky Dávila, Juan Carlos Giraldo y Héctor Rincón Tamayo, demandados por el presunto delito de calumnia por el ex asesor presidencial José Obdulio Gaviria.  

Salud Hernández, Felipe Zuleta y el columnista Ramiro Bejarano son también periodistas que han tenido que lidiar, más de una vez, con esta velada manera de acallarlos. 

Pero si esto es en Bogotá, en las regiones (lo que llaman provincia) es aún más grave. 

"Empapelados juridicamente", periodistas del Cásanare fueron acusados por calumnia e injuria por el Gobernador del departamento. Ellos son: César Colmenares, Martha Isabel Cifuentes, Martha Cabezas, Iván Vargas, Amparo Acuña, de la emisión ''Contacto Noticias'', por  presunta difamación en contra suya  el Gobernador Raúl Flórez.  

Igual situación vivieron Rubén Darío Venegas, Jorge Luis Ospina y Javier Gaviria, del programa ''La Voz de Casanare'', radio La voz de Yopal.




En opinión de Andrés Morales, Director de la FLIP (Fundación para la Libertad de Prensa), en Colombia, las tutelas y acciones penales se han convertido en "herramientas jurídicas para censurar a los periodistas". Explicó Morales que, en los datos de acoso judicial contamos con dos líneas de acciones jurídicas a las que se le hacen registro y monitoreo; por un lado las denuncias penales por delitos de injuria y calumnia, y por otro acciones de tutela contra periodistas por la supuesta vulneración el derecho a la honra y buen nombre. En el cuadro de acciones de tutela nos referimos a acciones interpuestas contra periodistas de las cuales 23 ya fueron falladas. Por otro lado tenemos las acciones jurídicas por injuria y calumnia cuyos datos son del periodo comprendido entre el año 2.005 al 2.010. En lo que respecta a datos ofrecidos por el departamento de Cundinamarca, se tiene que 13 casos se presentaron en la ciudad de Bogotá y 2 casos de Fusagasugá".

El pasado 21 de septiembre, pocos días después de conocerse el sentido de la Sentencia de la Juez Primera Penal Municipal de Fusagasugá, Clara Inés Casas Romero, que condenó al periodista Luis Agustín González, me desplacé en compañía del colega Gerald Bermúdez a Fusagasugá. Quería conocer, escuchar su historia y revisar los hechos en los que "sustentó" la Juez su decisión de condenar al periodista a 20 meses de prisión y 20 salarios mínimos legales. 

Su abogado, Pedro Vaca, presentará una apelación de la decisión judicial contra González, la cuál radicará en los próximos días en el Juzgado Primero Penal Municipal de Fusagasugá, el cuál deberá hacer traslado al Tribunal Superior de Cundinamarca (en Bogotá), para que absuelva, en los próximos días, el derecho presentado por el periodista a través de su abogado. 

Los invito a escuchar (audio tomado por Gerald Bermudez) la entrevista que le hice al periodista Luis Agustín González en este link  Community Audio,  a donde muy amablemente la subió el periodista Pablo Medina Uribe (@derpoltergeist). 


http://www.archive.org/details/EntrevistaDeGloriaOrtegaConLuisAgustnGonzlez 


Si utiliza alguna foto de este Post y del Blog debe indicar el siguiente crédito: Foto(s) by Bunkerglo/Gloria Ortega http://somossentipensantes.blogspot.com Compartidas por su autora exclusivamente para medios digitales. No se autoriza la reproducción parcial o total en ningún medio impreso (análogo) sin expresa autorización de su propietaria. Derechos protegidos por CC Creative Commons.

11 octubre 2011

Condenado por calumnia e injuria el periodista Luis Agustín González

La libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír. George Orwell 

Mi defendido es un ciudadano que vive hace más de 20 años en Fusagasuga, con una hoja de vida intachable dedicada al periodismo, actividad considerada altruista dentro de la sociedad; que tiene dos hermanos; que todos hacen parte de una tradición familiar de gente correcta, de gente de buena, de valores; de igual forma mi representado cree en Dios, cree también en la participación ciudadana. [Mi defendido] cree que hace un rol en la sociedad para que las cosas que han sido complicadas en el pasado en nuestro país, puedan ir siendo superadas. Prueba de ello es que está siempre preocupado por las condiciones de la comunidad; que evidentemente es un periodista que ha tenido perspectivas críticas como las han tenido muchos otros periodistas y no periodistas; que no cuenta con antecedentes penales, ni disciplinarios, ni de ningún tipo, que rinde cuentas de sus impuestos con total transparencia, que tiene respeto ante las autoridades de sus decisiones, que es soltero. Es una persona que nunca ha hecho parte de ningún tipo trifulca callejera, no altera el orden público, se considera y ha hecho su labor durante más de diez años en función de lo que él considera el derecho de opinar y a informar, que de alguna manera es un derecho  relacional que encarna otros valores que afectan a la sociedad.

Pero esas condiciones civiles, individuales, familiares, sociales y antecedentes que señaló el abogado Pedro Vaca de su defendido, el periodista Luis Agustín González, así como los alegatos en libertad de opinión junto con la sólida argumentación constitucional y jurisprudencial que la soporta, no fueron suficientes. La Juez Primera Penal Municipal de Fusagasuga, Clara Inés Casas Romero, le dio la razón a la demandante Leonor Serrano de Camargo y condenó al periodista Luis Agustín González de los delitos de injuria y calumnia, rompiendo así el blindaje argumental, jurídico e interamericano en defensa de la libertad de opinión que había sentenciado la Jueza 23 Penal Municipal de Bogotá en histórico fallo.

Luis Agustín González  

Es un periodista que se ha hecho en el oficio de años en la radio y la prensa escrita, tanto en Bogotá como en su natal Fusagasugá. En 1995 fundó el periódico que dirige, Cundinamarca Democrática,  pero solo seis años después puede salir por primera vez y circular 67 ediciones a septiembre de 2011.

Los primeros años del tabloide era un “sal si puedes”, para convertirse hoy en un sólido mensuario de 2.000 copias que el mismo resparte aunque casi no vende, pese a que tenga un precio nominal de mil pesos, pues casi siempre termina regalandolo en cualquier esquina. Para que cada edición llegue a sus lectores, Luis Agustín tiene que reunir recursos para cubrir, básicamente, dos costos: diagramación e impresión. Así que vende publicidad que distribuye en sus 12 páginas y los 200.000 pesos que le cuesta que circule cada mes. Desde su primera edición a la más reciente, Cundinamarca Democráticase ha ganado la fama en de ser un medio informativo que aborda los asuntos de interés común de las comunidades de la región, pero especialmente, de ser un medio que dice lo que la gente no quiere oir, fiscalizador de las políticas y ejecuciones de los distintos gobiernos departamentales, y de lo que hacen o dejan de hacer alcaldes, concejales y diputados. 

Luis Agustín es una de esas personas que no hipotecan su conciencia para subsistir haciendo lo que le gusta: periodismo. Su independencia profeisonal ha sido labrada en la dinámica del oficio, el fuego de las tutelas, las presiones de funcionarios corruptos y las amenazas de cuanto alcalde de la administración de Fusagasugá. Ha conseguido no depender de la pauta comercial oficial porque casi siempre ha sido esquiva por su permanente fiscalización de los recursos públicos y actuaciones de funcionarios locales. 

Por esto al periodista de 52 años no le sorprendió demasiado que la cacique política y variopinto, Leonor Serrano de Camargo, (militó en el partido liberal, en el uribismo, en Alas Equipo Colombia, en Cambio radical...),  ex concejal, es diputada, ex alcaldesa y ex senadora, lo demandara por calumnia e injuria. Pero, lo que sí no termina de entender es cómo una juez de la República, se aparta de la ley -o está comprometida con la cacique-, y lo condene por pensar, por opinar, por criticar y por cuestionar las actuaciones Serrano. Por eso dijo: ¡No más!.

¡No más!

“Creemos que ya es hora que hagamos un alto en el camino y, por fin, pongamos fin a esta clase de gamonales que creen que Fusagasugá es un hato privado…”, escribió en la editorial de la edición No. 44 de Cundinamarca Democrática el comunicador. 

¡No más! Cuestionó que “los politiqueros de siempre, de la noche a la mañana, vuelvan con aspiraciones de llegar al Senado de la República” y que Leonor Serrano de Camargo se presentará como candidata al Senado de la República (2008).

¡No más! Señaló como esta persona había dilapidado recursos del Departamento de Cundinamarca y de la Beneficiencia, construyendo para su vanidad provinciana “una inutilizada Plaza de Toros en La Aguadita, que no ha servido sino como monumento al despilfarro descarado de la señora del cuento”.

¡No más! En su editorial recordó algo más grave aún que los habitantes de Fusagasugá se siguen preguntando: “¿Qué pasó con el asesinato y los desaparecidos del año 1989, cuando María Leonor era alcaldesa del municipio?”. 

Opinión pura y dura 

Distintas definiciones en el periodismo convergen en lo mismo al definir qué es una Editorial. 

Una editorial explica, valora y juzga hechos de conocimiento público relevantes ocurridos que son de interés e importancia pública…. “Resume la posición doctrinaria o política de cada empresa informativa frente a hechos de interés colectivo”... "Es uno de los tantos géneros periodísticos, pero que se caracteriza principalmente por su subjetividad, si lo comparamos con el género noticia por ejemplo, ya que es la opinión colectiva de un medio de comunicación, de un diario más comúnmente y que sigue la línea ideológica de este sobre un hecho periodístico de actualidad e importante relevancia que demanda la opinión, la explicación y la valoración del medio sobre él”.
 
Hay, dicen distintos autores, diferentes tipos de editoriales: “explicativos (explican, no se deduce la opinión directamente), de tesis u opinión (hay una clara opinión a favor o en contra), informativos (su intención es dar a conocer el tema) interpretativos (promueve causas, efectos, conjeturas), de acción y convencimiento (ambos intentan persuadir la opinión ya formada del lector)”.

Y eso es lo que se lee en la editorial de Cundinamarca Democrática. Tesis, opinión, interpretación, convencimiento… Expresa inquietudes, preocupaciones y cuestionamientos propios o de muchos más, sobre hechos que fueron de conocimiento público.   

“El día en que un político se excuse en el derecho a su honra para silenciar la prensa, se acaba la democracia y el periodismo", advirtió Claudia López el 24 de febrero pasado, luego de conocer el sentido del fallo que la liberaba de los mismos delitos que hoy otra juez condena a Luis Agustín. La jueza Primera Penal Municipal de Fusa, Clara Inés Casas Romero, sin que dijera una sola palabra sobre el sentido del fallo, lo que hizo de prisa y sin mayor reflexión, fue ponerle una mordaza al periodista Luis Agustín, y de paso, al periodismo de opinión en el país. Como en el caso de Samper Vs. López, González opinó, criticó y cuestionó en su editorial hechos que la prensa se había ocupado de publicar en su momento.

La jueza de Fusagasugá se opone al derecho de expresar libremente inconformismo en esta ciudad. Parece que fuera una república independiente de la justicia. Carlos Cortés Castillo, abogado, especialista en periodismo y quien actuó durante la audiencia como perito en  la defensa de Luis Agustín González, ofreció una clara lección y visión sobre el periodismo como fundamento claro de una democracia. 

“Hay una presunción en la garantía en la libertad de expresión, una Constitución que defiende este derecho de manera decidida y que le da prevalencia sobre otros derechos fundamentales apoyado en sistema interamericano, así como en el nacional, todo lo cual significa que la libertad de expresión es muy importante… y el estándar para construir democracia.

Cuando  el individuo se expresa libremente esta pudiendo construir una visión sobre el mundo y esta pudiendo elaborarse como sujeto político”. Cuando yo puedo decir me gusta este candidato, no me gusta este, faltan policías… si no puedo, estaría suprimiendo la posibilidad de desarrollarme como sujeto político.

Hay una visión colectiva que no es excluyente: la única manera de poder una construir una opinión política conjunta es a través de la deliberación. Lo realmente importante es la visión colectiva. Intercambiar opiniones, discutir… permite una visión colectiva.

La información es un elemento fundamental del debate democrático. Pero la información no se limita únicamente a comunicados de prensa o hechos que no sean susceptibles de discusión o verdades reveladas. La información incluye cosas incompletas, afirmaciones polémicas, afirmaciones que no son enteramente ciertas yo cosas que son susceptibles de rechazar o de replicar. El ejemplo más claro son las campañas políticas. En una campaña política es muy común que un candidato diga de otro, cosas que no son enteramente ciertas.  La información es un bastión democrático en un sentido muy amplio”, señaló Cortés Castillo.

Leonor Serrano

Ni qué decir del nuevo país que representa el triunfo en Cundinamarca de la 'pollitiquería' de Leonor Serrano de Camargo. ¿Existe el nuevo país? Revista Semana 5 de diciembre de 1994.

Foto by Bunkerglo
“Lío por proyecto de $ 47 mil millones en Cundinamarca. La inversión de 47 mil millones de pesos en la construcción de una nueva sede de la Gobernación de Cundinamarca, en medio de la crisis de recursos para obras públicas y de las entidades de asistencia social, desató una polémica y una denuncia ante la Contraloría departamental. La Gobernación sostiene que todo está en regla y se trata de redimir a la Beneficencia, que estuvo afectada por las irregularidades. La Sociedad Colombiana de Arquitectos dio conocer su inconformidad por la modalidad para la selección del proyecto y por contratarse una obra sin conocer el diseño. Mientras tanto, ante la Contraloría, el ex ministro Julio César Sánchez denunció que la entidad fue creada para ayudar a las instituciones sociales, que están abandonadas. Eso implicaría desviación de recursos (…) la gobernadora Leonor Serrano de Camargo dijo que construir la nueva sede es un sueño de los cundinamarqueses desde hace más de 20 años, y que les permitirá encontrar en un sólo sitio todas las entidades departamentales, ahorrándoles tiempo a los alcaldes que viajan desde sus provincias para utilizar sus servicios “. El Tiempo 5 de marzo de 1996.

“La Procuraduría descargó ayer su férula disciplinaria contra la vieja práctica de la participación indebida en política. Por ese motivo ordenó la suspensión en el cargo de gobernadora de Cundinamarca, Leonor Serrano de Camargo, de su secretario de Gobierno, Carlos Ferro, y del alcalde de Icononzo (Tolima), Jaime Armando Yepes”. El tiempo 19 de mayo de 1997.

Dentro de la acción de tutela instaurada por Alberto León Gómez Zuluaga apoderado por Brigadier Ropero Mora y 38 personas más contra la Gobernadora  del Departamento de Cundinamarca, Leonor Serrano de Camargo, por obstaculizar una solución provisional para el problema de esos desplazados de la hacienda Bellacruz (departamento del Cesar). Tutela Sentencia T227/97 contra Leonor Serrano. Mayo 5 de 1997.

(…) “Senadores y representantes que llegaron al congreso financiados por los paramilitares entre los cuales figuran los siguientes: (…) Leonor Serrano de Camargo”. Equipo Nizkor 18 de agosto de 2002. Paracos en la política. Revista Semana 22 de noviembre de 2005.

Pero razón tenía Leonor Serrano de Camargo cuando le dijo a Félix de Bedout en entrevista en la W Radio que “Estamos viviendo dentro de la cultura del narcotráfico el 100% de los colombianos”, quizás hablaba de si misma. LaW radio 17 de marzo 17 de 2010.

Jueza no acata Constitución

Foto by Bunkerglo
Así que, no es verdad qomo se dijo al final de la audiencia oral de menos 8 horas y dos secciones de “debate probatorio” y alegatos, el 31 de agosto y el 12 de septiembre pasado, que se haya “logrado demostrar más allá de toda duda razonable, no solo la existencia de la conducta punible, sino la responsabilidad del señor Luis Agustín Gonzalez  en la comisión  del delito de injuria y calumnia (…)”.

Tampoco es verdad, como dijo Leonor Serrano de Camargo bajo la gravedad de juramento, que se haya tenido que retirar de la actividad política por todos estos “sucesos porque no me siento tranquilla de salir a la calle después de todas las imputaciones que me ha hecho el señor Luis Agustín González”. Su retiro se debe, más bien, a una anticipada y cuestionada jubilación mucho antes de sus hoy 75 años. Tambien, a que se siente arrinconada por el señor González y la veracidad de sus escritos  

Con el sentido de su fallo condenatorio al “defender el buen nombre” de Leonor Serrano de Camargo, la Juez Primera Penal Municipal de Fusagasugá, Clara Inés Casas Romero, hizo caso omiso, según la Constitución Política de Colombia, de tomar como criterio orientador casos similares, como Samper Vs. López (Columna de opinión “La reinserción Uribista: del 8000 al 64.000”).

Casas Romero desconoció que el Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme la decisión y con ello la jurisprudencia (7 de julio de 2011) que señala que, "como la opinión es subjetiva, es respetable, y puede ser controvertida por quienes opinen diferente". Igualmente, desconoció, olímpicamente, los estándares del Sistema Interamericano en Libertad de Expresión.

“En punto a la libertad de opinión, resulta imposible demandar veracidad e imparcialidad. Por definición misma, la opinión no es veraz, en la medida en que no transmite hechos sino apreciaciones sobre los mismos. Tampoco puede reclamarse imparcialidad, pues la opinión es un producto subjetivo del emisor. Ello conduce a que la opinión, en cuanto emitida y parte de la sociedad, es un ingrediente para la construcción de realidades y verdades”. CC Sentencia T-213 de 2004.

La jueza Casas Romero no entendió que el buen nombre reclamado por Serrano “no es un derecho inherente a la condición humana sino algo que se gana socialmente, con la conducta'.

Los funcionarios públicos y los personajes públicos como lo es (en este caso) Leonor Serrano de Camargo, tienen un ámbito de menor protección de su derecho al buen nombre y a la honra porque son sus actuaciones, precisamente, de interés público, como lo consideró la jueza veintitrés Penal Municipal de Bogotá, Sofía del Pilar Barrera (caso Samper Vs. López), apoyada en la Sentencia SU273 de la Corte Cosntitucional.

En la tarde del 12 de octubre se conocerá el Fallo de la Primera condena por calumnia e injuria contra un periodista en el país proferido por la jueza Primera Penal Municipal de Fusagasugá, Clara Inés Casas Romero. Una decisión que pone en jaque de manera particular el ejercicio periodístico de Luis Agustín González en la región, y de manera general, la libertad de expresión en Colombia.

La Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, litigó su primer caso en libertad de expresión. Pedro Vaca, abogado de Luis Agustín González y el quipo Flip, tendrán cinco días para terminar de preparar su apelación ante el Tribunal Contencioso de Cundinamarca  y conseguir echar para atrás la equivocada decisión de la jueza Primera Penal Municipal de Fusagasugá, Clara Inés Casas Romero.

El Tribunal de justicia de Cundinamarca, tiene, igualmente, un reto en derecho y en democracia: blindar al periodismo de opinión en las regiones de Colombia para que los periodistas no dejen de pensar en voz alta y presenten a la sociedad sus reflexiones, preocupaciones, cuestionamientos y criticas fundadas o no sobre las actuaciones del Estado, los gobiernos, los funcionarios y servidores públicos. 

Fotos by Bunkerglo. 

Nota. Debo aprender a subir a este Blog audios para compartir con ustedes la entrevista que realicé con él, con el apoyo de Gerald Bermudez @Geraldkurt. Espero poder subirla pronto.

06 octubre 2011

SansSerif


No sabía cuanto admiraba y quería a esta persona que sin saberlo había conocido a través de mi primer portátil: un Macintosh.  

Descubrí además una extraordinaria reflexión: su Discurso en en la Universidad de Stanford durante la apertura del curso de 2005. Cuando lo vean entenderan el titulo de este post.

01 octubre 2011

24-0 Hoy toda bala es pérdida en Bogotá

Pequeña Nohora Muñoz: 
que los angeles, hados y dioses del universo te protegan de tus captores

Desde que conozco a Cesar López le ha apostado a la vida y a la paz. Así que no me sorprende que hoy, Día Mundial de la No Violencia, este liderando una jornada para que ninguna persona muera a manos de otra persona. ¡Qué no haya una sola muerte violenta en Colombia! 

Tampoco es motivo de asombro que a las 12:15 de la tarde Antanas Mockus llegara a la Plaza de Bolívar para sumarse al plantón de esta nueva jornada y quimérica ilusión de paz, y se fundiera un abrazo cerrado, largo, amoroso, vital con el músico.

“El padre de todo esto es Antanas”, me recuerda Cesar López siempre amable y sereno, pero visiblemente desconcertado por la “molestia” que le expresaran en la Alcaldía de Bogotá (¿la Alcaldesa(e) Clara López? ¿La Secretaria de Gobierno Barragán?), de que: “o se van Mockus y Parody, o se desmontan todas las carpas”. ¿Dilema? ¡Sagrado rostro! Qué ignorantes y torpes.   

Entonces, lo que quiso ser un genuino acto solidario (que no político) 24-0 en el Día Mundial de la no Violencia, terminó siendo para Mockus una fugaz y quizás hasta incomoda presencia, que se sumaba a los naturales huéspedes en la plaza tutelados por Bolívar, las horrorosas palomas y sus alimentadores, junto a los vendedores de globos, algodón de azúcar, niños, unos pocos turistas y, por su puesto, la pobreza e indigencia con rostro.
 
Fugaz, pero no desapercibida. Los pocos participantes del 24-0 rodearon a Antanas (dicen que también a Gina pero yo no estaba ahí), solo para expresarle el inmenso cariño que le tienen. Ah, sí, porque de política nadie dijo ni pío. Es más. Creería que, aparte de los fotógrafos de Parody y Mockus y quizás, ni el mismo Cesar, tenían ni idea de la noticia y curioso titular de El Espectador Antanas Mockus se pone en las manos de Gina Parody. 
 
Y es que el eslogan de “La vida es Sagrada” que conoció el país en 2010 no es una "buena frase" acuñada por un publicista en campaña, sino una sentencia que surgió una semana después del atentado que hicieron las milicias urbanas de las Farc, tres minutos antes de que se posesionara Álvaro Uribe Vélez como Presidente de Colombia el 7 de agosto de 2002.

Los morteros y rockets lanzados desde el barrio Santa Isabel hirieron a 13 personas y mataron a 27 más, entre ellas, a tres niñas cuando cayó todo este material de guerra en el "hábitat" de cientos de mendigos e indigentes en “El Cartucho”, (actual Parque Tercer Milenio), a pocas calles del centro del poder del país.

Eran días de una dura violencia de las Farc, del ELN, de los paras y del Estado. 

Antanas Mockus era el Alcalde de Bogotá y Cesar López ya aparecía de improviso por las esquinas de la ciudad con su "Orquesta Neutral" protestando contra la violencia. Así que no era extraño ni difícil este encuentro haciendo resistencia civil por la vida.

La muerte de las tres niñas en "El Cartucho" fue el detonante para que, de manera espontánea, surgiera ese movimiento de resistencia civil 5 o 7 días después de los atentados. 

Jornada de Resistencia Civil para protestar por la vinculación de los niños y niñas en el conflicto armado que se realizó, también, en la Plaza de Bolívar. Una vez más López y Mockus se encontraban con un mismo propósito: llamar la atención de la ciudadanía, del país en el cuidado de la vida de la infancia.

Todos nos pusimos la camiseta que decía “Protejamos a los niños y las niñas, su vida es sagrada” y, el primer viernes de cada mes, durante la administración "Para vivir todos del mismo lado", se realizó esta actividad ciudadana.  

Se realizaron más de 20 jornadas de Resistencia Civil, primero en la Plaza de Bolívar y después en el Parque Renacimiento (esquina del Cementerio Central de Bogotá), todas bajo el impulso y apoyo del DABS (Departamento administrativo de bienestar social), hoy Secretaria de Integración Social del Distrito.

Casi siempre estaba Cesar López y su "Orquesta Neutral", pero después se fueron sumando escritores, poetas, periodistas y más músicos entre a quienes recuerdo al periodista Arturo Guerrero, a la poetisa María Mercedes Carranza (q.d.p.)... Incluso estuvo el mismísimo Alcalde de Palermo, Sicilia, Leoluca Orlando, según me recordó la H. Representante Ángela María Robledo, en ese entonces, directora del DABS.

La palabra, la poesía, la música fueron el telón para recordar, cada mes, los nombres de los niños y niñas asesinados o secuestrados en Colombia.  

“33 niños y niñas murieron víctimas del conflicto armado en septiembre [de 2002]”, y el Alcalde o alguien más leía los nombres de estas personitas. Un encuentro emotivo, siempre muy triste, y al que en cada nueva jornada llegaban papas, mamás, familiares de estas víctimas acompañadas de mujeres y hombres trabajadores, funcionarios del distrito. Muy pocas veces faltó Mockus en estos encuentros.

Según el informe revelado el 18 de septiembre pasado por la ONG Human Rigts Watch, “el panorama de los niños y de las niñas víctimas del conflicto armado y de todo tipo de violencia en el país, parece invariable. 7 mil niños-as se encuentran en las filas de los grupos armados; cerca de un millón cien mil en situación de desplazamiento y 357 secuestrados a diciembre de 2002 a causa del conflicto armado en Colombia”, informaba en una nota de prensa el DABS en noviembre 7 de 2003.

En ese mismo año López hace su primera Escopetarra eléctrica musical, quería que su sentido humano y su voz detuvieran más y todas las muertes violentas, después del demencial ataque terrorista contra el club El Nogal. Así que ver a César López una vez más convocando una jornada de Resistencia Civil, esta vez de 24HS, es ver su siempre renovada apuesta de su Pacto por La Vida que, desde entonces, viene tejiendo de manera coherente, consistente y continua porque, como él dice, “toda bala es perdida”.

Lo que si sorprende, y hasta resulta ridículo es que la Alcaldía haya pretendido presionar a César López por la presencia de Mockus y Parody. La alcaldesa López debe recordar que ya en 1996, el “ciudadano imperfecto”, -como se llama así mismo Antanas Mockus-, promovió el primer desarme en Bogotá y cambió bonos por armas.

Alguna vez en una conferencia sobre hedonismo y pragmatismo, este mismo ciudadano citó una bella frase de Kant que dice: “Si eres consecuente con tus principios, no te garantizo la felicidad”. Y Mockus añadió "una de dos: o eres feliz, y se añadiría a la felicidad, que la merecías, o eres infeliz y tendrás el consuelo de que te merecías la felicidad". Y hoy yo me merecía la felicidad de ver el encuentro de Antanas y Cesar.

Ojalá que el mensaje sea claro para quienes portan armas: arreglen sus diferencias a gritos, pero no a bala.  Por favor, quienes sean que sean y tengan secuestrada a la niña Nohora Muñoz, que si son hombres como creo que son, pues que se vea que los son y la liberen para que regrese a su hogar.
----------------------------------------
Coletilla. Saludé a Gina Parody y le susurré un par de cosas: no traicionar los principios de Antanas y que, tampoco, se traicionara ella. No recuerdo si me lo prometió, pero al final me pidió que nos hiciéramos una foto y acepté.