: #main-column img {position:relative;} -->

26 noviembre 2012

Si el presidente acata el fallo nosotros nos independizamos, dice niña raizal Ashley Fontalvo

Es una consagrada alumna y líder estudiantil. Se describe como "una persona especial, única, que se quiere a sí misma". Dice lo que siente y lo que piensa haciendo un uso preciso del lenguaje. Es menuda, inquieta, lectora, espontánea y su sonrisa lo ilumina todo. 

No entiende por qué Nicaragua "se quiere apropiar de algo que solo le pertenece a ella, a su familia y a sus ancestros".  

Raizal y nativa digital. Se mueve como pez en el agua en las redes de la Internet, y mejor aún, en el mar que la vio nacer. Quizás esto es lo que le permite vaticinar, con agudeza y sin dudas, la pronta liberación del archipiélago de Colombia. 

"Primero nos independizamos antes que regalar nuestro mar", dice con énfasis. Pero, ¿Y como será su desarrollo económico, social...? Le pregunto. "Con un nuevo modelo para el territorio", responde clara y directa,

"Donde hay dolor, hay un suelo sagrado"

Escribió Oscar Wilde. Y eso fue lo que sentí y pensé mientras atendía la chispeante y prístina reflexión de esta niña que comienza a vivir la adolescencia preguntándose en las redes [si] “nosotros los jóvenes somos el futuro de este departamento insular, ¿qué nos dejó el estado colombiano?” 

18 noviembre 2012

¿Si Colombia no cumple, qué deben hacer Nicaragüa y el mundo?

Cayos Miskitos, Caribe Foto de Nicaragua - Foto tomada de la Internet   

Nicaragüenses y colombianos comparten hoy por igual un sentimiento común: una inmensa expectativa ante el cercano fallo de la Corte Penal Internacional en La Haya, con el que se podrá fin al conflicto limítrofe marino entre los dos países. Lucía Pineda Ubau, periodista, bloguera y tuitera preparó para Sentipensantes el siguiente texto en el que nos cuenta como es esta común vivencia.

La visión que se tiene del conflicto de límites entre Nicaragua y Colombia en Managua y en el Caribe nicaragüense es distinta.

El que vive en el pacifico se aventura a hablar hasta de agarrar un fusil para defender el territorio nicaragüense si Colombia no cumple con la resolución que dice el máximo tribunal de justicia en La Haya.

Este fin de semana que fui a realizar una gestión bancaria y me saludaron muy atentos 3 guardas de seguridad. Uno de los vigilantes bajito, moreno, pelo chiriso, con bigotes  y de nombre Byron Altamirano, comenzó a opinar de las últimas elecciones municipales. Como lo vi muy conversador le pregunté de sus expectativasdel fallo de La Haya e inmediatamente me dijo: “vamos a ganar porque Nicaragua tiene la razón”.  “Los colombianos saben que los nicaragüenses somos arrechos, hasta la mamacita de los narcos han dado el trasero aquí”, reafirmó Altamirano quien se siente orgulloso de los quiebres de drogas que la fuerza naval y la policía nacional realizan con mucho más éxito en comparación a los otros países de la región.

17 noviembre 2012

Colombia no está preparada para el fallo de La Haya

La afirmación la hizo Jack Housni Jaller, representante del partido liberal por el departamento de San Andrés y Providencia (y Santa Catalina, debería decirse), pero no explicó por qué dijo lo que dijo, pero además cuando lo dijo nadie se lo preguntó. 

¿Y, qué es estar preparado? 

Pensé. Nadie está preparado para la muerte ni para recibir la vida, así sepamos que estos dos eventos ocurrirán, de una u otra manera, sin que se puedan evitar. Pero, ¿estamos preparados para recibir una mala o una buena noticia?    

Cuando la muerte está anunciada, quizás se pueda anticipar su duelo, solo un poco, pero esto jamás impedirá que aparezca el sufrimiento, el dolor, menos aún si la pérdida se trata de alguien cercano. Incluso. Si apenas es conocido o del que apenas se sabe de su existencia, también habrá algo de pesar.

¿Dónde trazará la raya La Haya?


Cayo Quitasueño - Foto Cancillería de Colombia

En 1928, bajo el gobierno hegemónico del presidente colombiano MiguelAbadía Méndez, Nicaragua y Colombia firmaron el Tratado Esguerra-Bárcena. Un documento breve, de apenas dos artículos, en el que el país centroamericano le reconocía a Colombia su soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero Costa de Mosquitos sería de soberanía nicaragüense.